Harry y Michelle con acento latino

Updated: Oct 30, 2019

De la sonoridad de los mantras de ese universo de pensamiento mágico que es la India hasta el crujir de los telares de señoras castellanas que cosían y cantaban, narrar, entonar y escuchar historias es parte de la tradición universal.


No hay cultura que no se sirva del poder evocador de la palabra para elevar la mente creativa. Modular la voz para contar historias es apuesta, es tradición y es, a la vez, novedad.

La novedad llega ahora con las voces de Harry Potter, Hermione Granger, Dobby, Severus Snape, Dolores Umbridge en español neutro (con acento latinoamericano). La apuesta la hace Audible, el sitio web de audiolibros propiedad de la gigante Amazon, con el lanzamiento de Audible Latino, a principios de 2019.

La voz la pone el cantante, actor y animador puertorriqueño Carlos Ponce, quien tiene que sonar de más de 200 maneras para dar la singularidad a cada personaje del universo mágico del protagonista de la exitosa saga de la británica J.K. Rowling.


“Harry Potter y la Piedra Filosofal”, en venta desde febrero de este año, es el inspirador del primer gran proyecto de Audible Latino, gracias al cual por primera vez un libro del niño mago está disponible como audio digital en nuestro idioma.

El empeño de Amazon se debe a que el principal mercado de audiolibros en 2018 fue el hispano de Estados Unidos. Las grandes editoriales no quieren seguir ignorando un mercado en expansión que cada vez resulta más atractivo por sus espectaculares expectativas de crecimiento.

Y para hacerlo se vale de las sonoridades, el ritmo, la entonación, y las inflexiones de esa pretendida lengua internacional que asume la riada de aportaciones del idioma castellano obviando las características específicas de un país hispanoamericano, y que se conoce comercialmente como español latino o neutro.


De este modo es como nos habla uno de los personajes icónicos de las últimas décadas, Michelle Obama, quien acaba de erigirse como “la mujer más admirada del mundo”, según la encuestadora YouGov, que entrevistó a más de 42.000 personas en 41 países.


La reciente biografía de la Exprimera Dama de EE.UU., “Mi Historia”, ha vendido hasta el momento 10 millones de copias en todo el mundo, y la voz en el audiolibro de Audible la aporta la dominicana Jane Santos, con sus entonaciones íntimas y poderosas, en una narración que busca ser entrañable y cercana a todo el mercado que habla, vive y piensa en español.

Los audiolibros en esa lengua, con acento neutro (latinoamericano) tardaron un poco en hacerse sitio en el mercado pero ya llegaron para quedarse, y datos de plataformas especializadas en la comercialización como Audible, Storytel, Kobo y Google indican que este formato ha registrado un 20% de incremento anual en ventas durante el último lustro.

Ahora, que el libro hablado es el modelo de lectura digital de mayor crecimiento del mundo editorial, los competidores buscan satisfacer las demandas específicas del universo de clientes, entre las cuales se encuentra escuchar una narración en un tono lo más unificado y conciliador posible.



El énfasis, la modulación e intensidad de ese idioma neutro consigue amalgamar -en un afán estandarizador- todas las lenguas españolas de las Américas, de modo que resulte grato y familiar al oído de cualquier persona en cualquier punto del continente.

De acuerdo con el V Informe Bookwire de este año, que analiza el mercado, en 2018 el acento en que se produjeron los audiolibros en español “se repartió equitativamente entre el peninsular (español) y el neutro (latinoamericano)”.


Sin embargo, se prevé que el panorama cambie durante los próximos doce meses, con una prevalencia de este habla global latino que se ha vuelto el lenguaje de las comunicaciones y del entretenimiento.

En 2019 las previsiones indican que la producción de audiolibros con acento latino conformará el 60% del total de la nueva oferta en el mercado.

“Este incremento demuestra claramente la apuesta por la exportación de estos contenidos hacia los diferentes países de América Latina, así como al mercado hispano de los Estados Unidos donde los audiolibros gozan de un crecimiento anual del 20% continuado en los últimos siete años,” según Bookwire.

Las editoriales estudiadas por Bookwire representan colectivamente el 95% de las entidades que producen audiolibros en español, con lo cual el “draco dormiens nunquam titillandis” (nunca le hagas cosquillas a un dragón dormido) seguirá sonando en una voz de un niño mago con las cadencias y las inflexiones, las dimensiones y la intensidad, de esa lengua tutelar que comparte América.

45 views0 comments

Recent Posts

See All